¿Se puede tratar la cistitis postcoital con arándano rojo americano?

cistitis-bacteria-ecoli-sistema-urinario-informacion

El arándano rojo americano es una alternativa eficaz en el tratamiento de las cistitis postcoitales o infecciones urinarias de repetición frente a los antibióticos, tal y como indica una investigación desarrollada por los centros hospitalarios Quirón y General Universitario de Valencia y publicada en BMC Urology.

Según este estudio, realizado con un preparado específico a base de arándano rojo americano de Laboratorios VitaGreen,después de tres y seis meses de tratamiento diario con el complemento alimenticio de dispensación farmacéutica de arándano rojo americano se observó una disminución significativa del número de pacientes con infecciones.

Más proantocianidinas (PAC) = más prevención ante la cistitis

El arándano rojo americano es rico en proantocianidinas (PAC), unos polisacáridos que minimizan e inhiben la actividad de la bacteria Escherichia Coli (E.coli) en la vejiga y las vías urinarias, responsable de la mayor parte de las infecciones urinarias de repetición, como la cistitis. De esta forma estos flavoniodes, las proantocianidinas (PAC), actúan evitando que el antígeno flagelar H de la bacteria E.coli se adhiera a las paredes de la vejiga, impidiendo la formación de cúmulos de bacterias (imposibles de eliminar mediante la orina) tal y como explica el doctor José Luis Neyro, ginecólogo del Hospital Universitario de Cruces (Barakaldo, Vizcaya).

proantocianidinas (PAC) del arándano rojo

Las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo evitan la adherencia a la vejiga de la bacteria causante de la cistitis

Prevenir los episodios de cistitis mediante la ingesta de arándano rojo americano está libre de efectos secundarios y contraindicaciones . Además, y según el doctor Neyro, aumentar la cantidad de arándano rojo americano ingerido aumenta la protección de las vías urinarias, pues “la cantidad de proantocianidinas (PAC) en el cuerpo humano varía en función de los miligramos de arándano rojo americano ingerido”. Así, el aumento lineal de la cantidad de extracto de arándano rojo americano contribuye -en la misma medida- a mejorar la prevención frente a las infecciones urinarias de repetición o cistitis.

Las relaciones sexuales favorecen el desarrollo de cistitis

El traumatismo producido sobre la uretra de las mujeres durante las relaciones sexuales favorece la colonización de la vejiga por la bacteria Escherichia coli (E.coli), según explica el doctor Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual (IMS) de Madrid. La escasa largura de la uretra femenina contribuye en la aparición de episodios de cistitis, debido a la entrada de bacterias a través de la vagina, que terminan inflamando la vejiga.

La entrada de bacterias a la vejiga (vía uretra) durante las relaciones sexuales favorece el desarrollo de cistitis

Durante el coito se produce un paso de bacterias a la vejiga (ya que la uretra está sometida al traumatismo coital) y, al ser tan corta la uretra, hay más facilidad de paso bacteriano, provocando -así- una inflamación de la mucosa que vuelve más sensible la vejiga.

Información para pacientes:

happy wheels

Comparte este artículo, difunde conocimiento:

Suscrpción