El arándano rojo americano ayuda a prevenir la cistitis sin efectos secundarios

Tratamiento fitoterápico de la cistitis con arándano rojo americano

Durante el verano, el aumento de las temeperaturas, de la humedad y de la frecuencia de las relaciones sexuales, incrementa el número de infecciones urinarias de repetición en mujeres, como la cistitis, como consecuencia de la colonización -por parte de la bacteria Escherichia Coli (E.coli)– de la uretra y la vejiga por contaminación bacteriana de la zona vaginal.

Las características anatómicas femeninas, como la proximidad entre los aparatos excretor y reproductor; y la escasa largura de la uretra -apenas dos centímetros-, favorecen que las mujeres sean quienes más episodios de cistitis registran a lo largo del año.

La temperatura, la humedad y las relaciones sexuales, entre las principales causas de la cistitis

Una de cada cuatro mujeres ha padecido cistitis durante el último año, una patología frecuente en las mujeres de entre veinte y treinta años de edad -relacionada con uno de los periodos de mayor actividad sexual femenina- y a partir de los cincuenta, relacionada con las alteraciones fisiológicas asociadas a la paulatina disminución de las menstruaciones, la menopausia, según explica el doctor Manuel Fernandez Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual.

Según una encuesta realizada por el Centro de Información de la Cistitis a 2.400 personas, un 38% de la población femenina reconoció la utilidad el arándano rojo americano como tratamiento preventivo a la hora de contener la aparición de infecciones urinarias o cistitis.

Y es que, el uso de arándano rojo para la prevención de episodios recurrentes de cistitis está libre de efectos secundarios y contraindicaciones por lo que puede usarse durante periodos prolongados. Además, la ingesta de arándano rojo americano como tratamiento de prevención de las cistitis, mitiga la exposición del cuerpo humano a esta infección, situándola entre una horquilla entre el uno y cuatro por ciento.

Las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo evitan la adherencia a la vejiga de la bacteria causante de la cistitis

Las proantocianidinas (PAC), presentes en el arándano rojo americano, ayudan a eliminar las bacterias responsables de la aparición de infecciones urinarias de repetición como la cistitis, según el doctor José Luis Neyro, ginecólogo del Hospital Universitario de Cruces (Barakaldo, Vizcaya). Estos polisacáridos, las proantocianidinas (PAC), evitan que el antígeno flagelar H de las bacterias Escherichia Coli (E.coli) logre adherirse a las paredes de la vejiga.

La cantidad de proantocianidinas (PAC) en el cuerpo humano varía en función de los miligramos de arándano rojo americano ingerido. Así, un aumento lineal de la cantidad de extracto de arándano rojo americano contribuye, en la misma medida, a mejorar la prevención frente a las infecciones urinarias de repetición o cistitis.

Información para pacientes:

happy wheels

Comparte este artículo, difunde conocimiento:

Suscrpción