¿Cómo actúa la bacteria Escherichia coli en la aparición de la cistitis?

cistitis-bacteria-ecoli-sistema-urinario-informacion

La bacteria Escherichia coli (E. coli) es una enterobacteria que habita en los intestinos animales y en las aguas residuales responsable de varios tipos de infecciones entre las que destacan las intestinales y las extraintestinales. Son estas últimas, las extraintestinales, las que engloban las infecciones que afectan al tracto urinario y, entre ellas, la cistitis.

En estos casos (cistitis), la bacteria Escherichia coli (E. coli) invade los tejidos del tracto urinario, provocando lesiones internas y liberando toxinas que pueden resultar nocivas para el organismo. Tres de cada cuatro episodios de cistitis (75%) están provocados por la bacteria Escherichia coli (E. coli), que actúa adhiriéndose a la pared de la vejiga mediante unos filamentos que son los responsables de la sintomatología asociada a la cistitis: picor, dolor de orina o escozor.

Infecciones como la cistitis, focalizadas en el tracto urinario, son una de las enfermedades infecciones más comunes, afectando -principalmente- a mujeres entre los 18 y los 40 años de edad, coincidiendo con la etapa de mayor actividad sexual. Pese a que tanto hombres como mujeres pueden ser sujetos perceptibles de padecer cistitis, la prevalencia de éstas, es superior por la menor distancia entre la abertura uretral y el colon femenino.

Expertos sanitarios recuerdan que una ingesta abundante de preparados farmacéuticos a base de arándano rojo americano (vacciniun macrocarpon), conocido por sus propiedades antibacterianas y beneficiosas en el mantenimiento de la salud de las vías urinarias por su elevado contenido en proantocianidinas (PAC), contribuye a evitar el patógeno causante de la infección.

happy wheels

Comparte este artículo, difunde conocimiento:

Suscrpción