El frío y los cambios estacionales, factores de riesgo en el desarrollo de infecciones urinarias de repetición

Los cambios estaciones “y, en especial, la llega del frío” puede suponer un factor de riesgo adicional a la hora de sufrir un episodio de cistitis, según el doctor Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual; quien recalca que, en invierno, “algunas pacientes pueden presentar una sensibilidad mayor” al desarrollo de infecciones urinarias de repetición, o cistitis.

La infección de las vías urinarias vías urinarias bajas, o cistitis, es la inflamación de la vejiga causada por la acción de la bacteria Escherichia coli (E.coli), responsable de entre el 80% y 90% de las infecciones. Estas bacterias se anclan a los tejidos urinarios con sus fimbrias (cilios), evitando así que puedan ser expulsadas con la orina.

¿El sexo puede provocar cistitis postcoital?

Las relaciones sexuales multiplican el riesgo de cistitis de repetición, según un informe del Centro de Información de la Cistitis, que contempla recomendaciones preventivas, entre ellas extremar la higiene en las relaciones sexuales, la hidratación y la toma de arándano rojo americano . “Las mujeres sexualmente activas son las más proclives a sufrir cistitis de repetición, y es frecuente que aparezcan episodios tras el coito”, explica el doctor Fernández Arjona.

Algunas prácticas sexuales incrementan el riesgo de infección urinaria, al poner en contacto bacterias de la zona anal con la uretra. Los episodios de cistitis pueden perjudicar las relaciones sexuales, según 8 de cada 10 encuestados por el Centro de Información de la Cistitis. “Los síntomas como el picor, el escozor o la urgencia miccional perjudican la calidad de las relaciones y ocasionan una pérdida de la libido”, asegura el doctor Fernández Arjona.

El arándano rojo, también, es eficaz en combinación con otros tratamientos

Los expertos recomiendan realizar un tratamiento preventivo de la cistitis con preparados farmacéuticos a base de arándano rojo e, incluso, como potenciador de otros fármacos, tal y como señala el doctor Plácido Llaneza, ginecólogo y presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), en relación con el tratamiento antibiótico; “el arándano rojo americano es un “fármaco muy útil en la prevención de las infecciones de orina”, apunta.

«El arándano rojo americano es un fármaco muy útil en la prevención de la cistitis o infección de orina»

En este sentido, Concha Navarro, catedrática de Farmacología de la Unviersidad de Granada, destaca el poder de los preparados farmacéuticos a base de arándano rojo como “preventivos y coadyuvantes de otros tratamientos” y recomienda realizar un tratamiento preventivo de la cistitis con este tipo de fórmulas dispensadas en Farmacia, “durante dos meses, descansar otro, y retomar la prevención con arándano rojo americano otros dos meses más”.

Información para pacientes:

happy wheels

Comparte este artículo, difunde conocimiento:

Suscrpción