Cistitis y Sexo

Diversos estudios afirman que el 80% de los casos de cistitis se deben al sexo. La frecuencia de las relaciones sexuales en mujeres jóvenes hace que tengan mayor riesgo de contraer cistitis, sobre todo si utilizan DIU. En las mujeres postmenopáusicas el riesgo se incrementa debido a que el epitelio vaginal es más fino, tienen mayor sequedad, con lo que se crean más heridas y existen cambios en la flora vaginal que favorecen las infecciones.

playtube-cistitis

La cistitis se produce por una inflamación de la vejiga debido a la entrada de bacterias a través de la vagina. Durante el coito se produce un paso de bacterias a la vejiga ya que la uretra está sometida al traumatismo coital y al ser tan corta hay más facilidad de paso bacteriano y, así, provocar una inflamación de la mucosa volviendo a la vejiga más sensible a las infecciones.

Otro de los motivos que puede causarla son los traumatismos producidos en la vagina como consecuencia de la práctica sexual. Aquellas mujeres que las sufren de manera recurrente tienen los síntomas de cistitis cada vez que practican relaciones sexuales y suelen durarles un día o dos, hasta que vuelvan a practicar.

El uso de anticonceptivos, tanto de barrera como orales, también pueden alterar la flora vaginal y uretral y favorecer así la aparición de infecciones.

Según un estudio publicado en la revista Journal of Infection and Chemotherapy, entre los principales factores de riesgo de la cistitis se encuentran la práctica de relaciones sexuales más de cuatro veces al mes, haber tenido relaciones sexuales en el último mes y el uso de anticonceptivos.

Suscrpción