Campaña de prevención de la cistitis en Farmacia

Por un verano sin cistitis, campaña de prevención en farmacia

¿Qué es la infección urinaria o cistitis?

La cistitis es una infección urinaria provocada por la penetración, a través de la uretra, de bacterias en la vejiga, que se adhieren a las paredes de la parte inferior del tracto urinario. Estas bacterias se anclan a los tejidos urinarios con sus fimbrias (cilios), evitando así que puedan ser expulsadas con la orina.

Generalmente, la bacteria Escherichia coli (E. coli) es la causante de la mayoría de las infecciones urinarias no complicadas (80%), en especial en la mujer. Forma parte de la flora intestinal, por lo que su hábitat natural es el intestino, y colabora con el organismo en la absorción de nutrientes. Sin embargo, algunas cepas, desarrollan la capacidad para producir infecciones extraintestinales como la cistitis.

Si se padece más de un episodio anual se denomina cistitis de repetición

Se conoce como infecciones urinarias superiores a aquellas que producen un cuadro grave e, incluso, daño renal (sobre todo en infecciones complicadas favorecidas por factores mecánicos u obstructivos). El resto de las infecciones de orina se producen por la colonización de la vejiga por parte de microorganismos, que se trasladan a la uretra procedentes del ano, gracias a la proximidad existente entre ambas zonas en las mujeres.

Las infecciones del tracto urinario representan entre un el cinco y diez por ciento de las consultas de Atención Primaria, el 30% de las de urología y miles de ingresos en urgencias, según se recoge en el Libro Blanco avalado por la Sociedad Iberoamericana de Neuro-urología y Uro-ginecología y la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria.

¿Cómo actúa la bacteria Escherichia coli en la aparición de la cistitis?

Bacteria Escherichia coli (E. coli) La bacteria Escherichia coli (E. coli) es una enterobacteria que habita en los intestinos animales y en las aguas residuales responsable de varios tipos de infecciones entre las que destacan las intestinales y las extraintestinales. Son estas últimas, las extraintestinales, las que engloban las infecciones que afectan al tracto urinario y, entre ellas, la cistitis.

En los episodios de cistitis, la bacteria Escherichia coli (E. coli) invade los tejidos del tracto urinario, provocando lesiones internas y liberando toxinas que pueden resultar nocivas para el organismo.

Tres de cada cuatro episodios de cistitis (75%) están provocados por la bacteria Escherichia coli (E. coli), que actúa adhiriéndose a la pared interna de la vejiga mediante unos filamentos que son los responsables de la sintomatología asociada a la cistitis: picor, dolor de orina o escozor.

Suscrpción