Campaña de prevención de la cistitis en Farmacia

Por un verano sin cistitis, campaña de prevención en farmacia

Tratamiento de la retención de líquidos con cola de caballo

Descripción

Tratamiento de la retención de líquidos con cola de caballoEsta especie (Equisetum arvense L., Equisetaceae), conocida vulgarmente como equiseto o cola de caballo (horsetail en inglés) es abundante en suelos húmedos de Europa, Asia y América del Norte. Se caracteriza por presentar dos tipos de tallos: fértiles y estériles. Los tallos fértiles, no clorofílicos y mas cortos, aparecen al inicio de la primavera y presentan una espiga esporangífera de forma oblonga. Los estériles (0,2-0,8 m de altura), de color verde debido a la presencia de clorofila, se desarrollan más tardíamente. Son tallos huecos y aca­nalados, de 1 a 3,5 mm de espesor, articulados a la altura de los nudos y muy ramificados. Las hojas son pequeñas, lineares, dispuestas en verticilo en los nódulos, concrescentes en la base.

En la Farmacopea Europea (7.0 ed) figura como Equiseti herba: “Partes aéreas estériles, enteras o cortadas, desecadas de Equisetum arvense L.”. Indica que debe contener al menos un 0,3% de flavonoides totales expresados en isoquercitrósido.

Otras especies del mismo género son consumidas en diferentes partes del mundo en alimentación y para teñir la lana. La especie E. palustre (marsh horsetail), es tóxica para el ganado debido a que contiene un alcaloide llamado palustrina.

Composición química

El equiseto es rico en constituyentes inorgánicos (10%) de los que dos tercios corresponden a sales de sílice. Una pequeña cantidad de silicio podría encon­trarse bajo la forma de compuestos hidrosolubles mal definidos. También contiene flavonoides (0,2-0.9 %) siendo los mas abundantes heterósidos de kaempferol y quercetol y sus ésteres malónicos. El contenido y naturaleza química de los flavonoides puede variar dependiendo de la zona de recolección e incluso de la época del ciclo vegetativo en que se haya procedido a la misma. Las diferencias debidas a la zona de recolección han permitido el establecimiento de dos quimiotipos: uno localizado en Asia y América del norte con luteolina-5-glucósido y otro en Europa, en el que este flavonoide está ausente.

 El contenido y naturaleza química de los flavonoides puede variar dependiendo de la zona de recolección y de la época del ciclo vegetativo

Se han identificado además derivados del ácido cafeico y pequeñas cantidades de heterósidos de estirilpirona, ácidos poliénicos, fitosteroles (beta-sitosterol -60.0%-, campesterol -32.9%-, isofucosterol -5.9%-), ácidos dicarboxílicos, ácido ascórbico y trazas de alcaloides. Los tallos estériles también contienen una pequeña proporción de aceite esencial.

Acciones farmacológicas

El equiseto tiene propiedades diuréticas, remineralizantes y antiinflamatorias. Tradicionalmente se ha empleado en el tratamiento de afecciones renales, artrosis, tuberculosis, úlceras sangrantes y para favorecer la cicatrización de heridas.

Experimentaciones farmacológicas en animales vivos realizadas sobre el E.arvense, así como sobre otras especies del género empleadas tradicionalmente, evidencian una actividad diurética suave, caracteriza­da por un discreto incremento en la eliminación renal de agua, con aumento de flujo en los uréteres y sin práctica modificación del balance electrolítico. En esta acción diurética podrían estar implicados tanto los flavonoides como las sales de potasio presentes en la especie.

A pesar de existir abundantes datos clínicos relativos al efecto diuré­tico suave de E.arvense, hasta el momento actual no se habían realizado ensayos protocolizados que pudiesen aportar información concluyente en cuanto a su eficacia y seguridad como diurético. Recientemente se han publicado los resultados de un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego y controlado frente a placebo en 36 voluntarios sanos masculinos. Durante cuatro días consecutivos se les administró un extracto seco normalizado de equiseto (900 mg/día), hidroclorotiazida (25 mg/día) o placebo. Los resultados mostraron que el extracto de equiseto presentaba una potencia diurética similar a la hidroclorotiazida y muy superior al placebo, sin afectar a la eliminación de electrolitos. No se observaron efectos adversos durante el tratamiento.

La cola de caballo posee además una discreta acción antioxidante y captadora de radicales libres relacionada con su contenido en polifenoles, que puede contribuir a su actividad hepatoprotectora y antiinflamatoria. Algunos extractos de cola de caballo han mostrado actividad analgésica periférica y antiinflamatoria. Su aceite esencial, actividad antimicrobiana.

Posee además una discreta acción antioxidante y captadora de radicales libres relacionada con su contenido en polifenoles

También se ha evaluado la actividad sedante, anticonvulsivante y mejoradora de las funciones cognitivas, tras la administración intraperitoneal de un extracto hidroalcohólico a ratas. Si bien los efectos fueron positivos y dosis dependientes, resulta difícil su extrapolación al hombre.

Algunas investigaciones indican que el extracto metanólico de E. arvense posee actividad antidiabética, en ratas con diabetes inducida por estreptozotocina. Para algunos autores, el equiseto actúa como remineralizante, sobre la base de que el silicio presente en la especie interviene en la estructuración del tejido conectivo, pudiendo actuar sobre el metabolismo fosfo-cálcico.

Indicaciones

  • La EMA, aprueba el uso tradicional (MTP) como coadyuvante en alteraciones urinarias menores, para incrementar el volumen de orina excretado y así lograr el lavado de las vías urinarias
  • En procesos litiásicos con formación de cálculos renales de pequeño tamaño (arenillas).

En uso externo: tratamiento de heridas con mala cicatrización. Entra a formar parte de numerosas formulaciones cosméticas destinadas a la prevención de la      aparición de arrugas y en el tratamiento de la celulitis

Posología

Uso interno (las dosis se administran 3 veces al día, máximo 4):

  • Polvo de planta seca: 570 mg
  • Infusión: 2 a 3 g en 250 ml de agua
  • Preparados en forma de extracto seco (acuoso o etanólico) o líquido en cantidades equivalentes.

Precauciones. Efectos adversos. Toxicidad

Si bien su efecto diurético no es marcado, debe evitarse la administración conjunta con cardiotónicos. Al igual que ocurre con todos los diuréticos, su uso en pacientes hipertensos debe realizarse bajo control médico, debido a la posibilidad de des­compensación tensional.

No se han descrito efectos secundarios importantes ni interacciones medicamentosas, salvo en uso crónico en que teóricamente podría dar lugar a una disminución en los niveles de tiamina, cuyo descenso podría estar justificado por el hecho de que, en determinadas espe­cies de Equisetum, se han encontrado niveles elevados de tiaminasa. No obstante este enzima queda inactivado durante la obtención con alcohol de los extractos o por la aplicación de temperaturas elevadas durante la elaboración de la infusión. En Europa no se ha detectado ningún efecto adverso en personas con déficit de tiamina.

No se han descrito efectos secundarios importantes ni interacciones medicamentosas, salvo en uso crónico

Es una planta medicinal muy bien tolerada. Se han descrito algunos casos de alergias en personas sensibles y molestias gástricas leves. No debe emplearse en niños menores de 12 años, embarazo y lactancia por falta de estudios que garanticen su seguridad.

Otras plantas con actividad diurética

  • Vara de oro (Solidago virgaurea). Se utilizan todas las partes aéreas de la planta. Además del efecto diurético se ha evidenciado un efecto antiinflamatorio y analgésico.
  • Abedul (Betula pendula y B. pubescens) con efecto diurético debido a la presencia de flavonoides y sales de potasio. Se emplean las hojas.
  • Grama de las boticas (Agropyron repens) con un rizoma, rico en inulina y sales de potasio que ejercen un efecto diurético y depurativo.
Suscrpción