El arándano rojo americano aumenta la eficacia del antibiótico en el tratamiento de las infecciones de orina

El arándano rojo americano, rico en proantocianidinas (PAC), es una alternativa eficaz en el tratamiento de la cistitis, o infección de orina, provocada por la acción de la bacteria Escherichia Coli (E.coli) en la vejiga y las vías urinarias, según explica el doctor Plácido Llaneza, ginecólogo y presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), quien destaca que el arándano rojo americano es un “fármaco muy útil en la prevención de las infecciones de orina en la mujer postmenopáusica”.

Durante la postmenopausia, las mujeres sufren un déficit de estrógenos (un tipo de hormonas sexuales esteroideas femeninas, producidas por los ovarios) que deriva en la aparición del conocido como síndrome urogenital; una serie de cambios fisiológicos que se producen durante la la postmenopausia y que tienen repercusión sobre los aparatos genital y urológico.

«El arándano rojo americano es un fármaco muy útil en la prevención de la cistitis o infección de orina»

“Los estrógenos cuentan con una acción muy clara sobre la pared de la vejiga femenina y, su desaparición, aumenta la susceptibilidad de la vejiga a padecer infecciones urinarias de repetición, como la cistitis”, s por ello que los ginecólogos recetan el arándano rojo americano como tratamiento preventivo de las cistitis.

Potenciador de la eficacia del antibiótico en las cistitis

Según el doctor Plácido Llaneza, ginecólogo y presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), combinar el tratamiento antibiótico de las infecciones de orina con preparados farmacéuticos de arándano rojo americano, “aumenta la eficacia del antibiótico”. Ésto se debe a que el arándano rojo americano es rico en proantocianidinas (PAC), unos polisacáridos que minimizan e inhiben la actividad de la bacteria Escherichia Coli (E.coli) en la vejiga y las vías urinarias, responsable de la mayor parte de las infecciones urinarias de repetición, como la cistitis.

proantocianidinas (PAC) del arándano rojo

Las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo ayudan a eliminar de la vejiga a la bacteria Escherichia coli (E.coli)

Las proantocianidinas (PAC) (flavoniodes), actúan evitando que el antígeno flagelar H de la bacteria E.coli se adhiera a las paredes de la vejiga, impidiendo la formación de cúmulos de bacterias, imposibles de eliminar mediante la orina.

Más proantocianidinas (PAC) = más prevención ante la cistitis

Aumentar la cantidad de arándano rojo americano, además de estar libre de efectos secundarios y contraindicaciones, incrementa la protección de las vías urinarias frente a las bacterias que provocan la cistitis. La cantidad de proantocianidinas (PAC) en el cuerpo humano varía en función de los miligramos de arándano rojo americano ingerido, por lo que un aumento lineal de la cantidad de extracto de arándano rojo americano contribuye -en la misma medida- a mejorar la prevención frente a las infecciones urinarias de repetición o cistitis.

Información para pacientes:

happy wheels

Comparte este artículo, difunde conocimiento:

Suscrpción