En verano aumentan las infecciones por la bacteria Escherichia coli

Bacteria Escherichia coli

Las infecciones bacterianas provocadas por la colonización de las vías urinarias por parte de la bacteria Escherichia coli (E. coli) aumentan en verano, según una revisión de estudios publicada en Plos One. La subida de las temperaturas es, junto con la humedad y la deshidratación, una de las variables fundamentales en la proliferación de estas infecciones durante el periodo estival, que en el caso de Europa, alcanzan su máximo en el mes de agosto.

¿Cómo actúa la bacteria Escherichia coli?

La Escherichia coli (E. coli) es una enterobacteria necesaria bacteria para el funcionamiento del proceso digestivo, razón por la cual puede encontrarse en las proximidades del ano -como consecuencia de la eliminación de los desechos propios de la digestión- y, desde ahí, colonizar los aparatos reproductor y urinario femeninos gracias a la proximidad existente entre ambas zonas.

Una vez dentro de la vejiga, la E.Coli se organiza formando grupos, dificilmente eliminables durante la micción. Mantener una labor de prevención de las infecciones urinarias, como la cistitis, mediante un tratamiento a base de arándano rojo americano, minimiza las posibilidades de padecer la colonización de la vejiga o la uretra.

Prevención de la cistitis con arándano rojo americano

El arándano rojo americano, vaccinium macrocarpon, previene la aparición de episodios de infecciones urinarias de repetición, o cistitis, gracias a su contenido en proantocianidinas (PAC), responsables de la reducción de adherencia de las fimbrias (cilios) de la bacteria Escherichia coli (E.coli) a las paredes de las vías urinarias. La inexistencia de efectos secundarios y la posibilidad de ingerirlo durante periodos prolongados de tiempo, facilitan su utilización como tratamiento o como método de prevención para la cistitis.

Información para pacientes:

happy wheels

Comparte este artículo, difunde conocimiento:

Suscrpción