Problemas del aparato genitourinario que se pueden confundir con la cistitis

Problemas del aparato genitourinario que se pueden confundir con la cistitis
5 (100%) 2 votos

En ocasiones algunos de los síntomas característicos de la cistitis pueden ser confundidos con indicios de otros problemas que afectan al aparato genitourinario y que requieren un tratamiento específico. Esto se debe a que el dolor y ardor al orinar (disuria), la necesidad de hacerlo con mayor frecuencia (polaquiuria) o la sensación de presión en la parte inferior de la pelvis, no son síntomas exclusivos de la infección urinaria producida por la Escherichia coli, sino que también se suelen presentar en otras patologías -con sintomatología similar a la cistitis- que se detallan a continuación:

Candidiasis vaginal

Esta enfermedad es causada por un hongo del género Candida, siendo la especie Candida albicans (C. albicans) la responsable más habitual. Se encuentra de forma habitual en el sistema digestivo, en la cavidad oral o en la zona vaginal. Por tanto, su presencia en la vagina, siempre que esté bajo control, no implica tener candidiasis vaginal, ni presentar sus síntomas.

En los casos de alteraciones en el sistema inmune o en la flora bacteriana, el hongo C. albicans prolifera en exceso y ocasiona esta infección, presentando síntomas como el picor, el escozor o el dolor al orinar y la irritación en la zona.

El tratamiento más utilizado es tópico (una pomada antimicótica) y se aplica durante unos 15 días, aunque también puede tratarse por vía oral. En cualquier caso, es importante acudir a la consulta médica para confirmar el diagnóstico y determinar la opción terapéutica más adecuada.

Pielonefritis

Se trata de una infección bacteriana en uno o ambos riñones que se debe, en la mayoría de las ocasiones, a una cistitis no tratada o cuyo tratamiento ha sido ineficaz. La ruta habitual de las bacterias como la Escherichia coli es ascendente, por lo que, si no se elimina la presencia de este parásito en la vejiga, puede ascender y generar esta infección renal. Además de los síntomas propios de la cistitis, pueden aparecer náuseas, fiebre o dolor lumbar.

Los riñones son órganos vitales, por lo que es importante prestar atención a esta patología y comenzar con el tratamiento antibiótico prescrito de inmediato.

Clamidia

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) común, tanto en hombres como en mujeres, causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. En las mujeres causa dolor al orinar, secreción vaginal anormal y dolor al mantener relaciones sexuales. Si no se trata de manera rápida y eficaz, puede derivar en problemas de fertilidad. El tratamiento para la clamidia suele ser antibiótico y debe ser prescrito por el médico.

Gonorrea

Es una ETS muy común, especialmente en las personas jóvenes de 15 a 24 años, causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Normalmente las mujeres son asintomáticas, pero pueden llegar a presentar disuria, flujo vaginal extraño, picor y dolor durante las relaciones sexuales.

En los hombres, el diagnóstico de la gonorrea es más sencillo dado que sus síntomas son más evidentes, siendo los más característicos la uretritis y la disuria. Al igual que la clamidia, la gonorrea se elimina mediante un tratamiento antibiótico pautado por el especialista.

Tricomoniasis

A diferencia de la cistitis, que la causa la bacteria Escherichia coli, la tricomoniasis es una ETS causada por un parásito unicelular microscópico denominado Trichomonas vaginalis. En los hombres infecta las vías urinarias y en las mujeres afecta más a la zona perineal. Provoca una micción dolorosa, picor e irritación, secreciones anormales y dolor durante las relaciones sexuales. Es necesario un diagnóstico y tratamiento por parte de un profesional médico.

 

Como se ha explicado, los síntomas de la cistitis no son exclusivos de esta infección del tracto urinario, sino que muchos de ellos también aparecen en patologías como las ETS, por lo que es frecuente confundirlas. Lo recomendable es acudir al médico para que determine el diagnóstico e indique cuál es el tratamiento más adecuado para cada problema del aparato genitourinario.

Información para pacientes:

  1. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  2. ¿Cómo influye el síndrome genitourinario en la cistitis?
  3. Una correcta limpieza de las zonas íntimas previene el traslado de gérmenes hasta el tracto urinario
  4. Disuria o ardor al orinar: el síntoma más característico de la cistitis
  5. Factores de riesgo que contribuyen a contraer cistitis
  6. Diferencias clave entre los distintos tipos de cistitis recurrentes
  7. Mantener una correcta hidratación evita el desarrollo de infecciones urinarias de repetición
  8. Aumentar la cantidad de arándano rojo ingerida mejora la prevención frente a la cistitis

comsalud

Deja un comentario