El arándano rojo puede ayudar a prevenir la cistitis en verano

El arándano rojo puede ayudar a prevenir la cistitis en verano
5 (100%) 1 voto[s]

El arándano rojo americano es un fruto cuyos componentes resultan un buen aliado para prevenir la adhesión de las bacterias causantes de la cistitis a las paredes de la vejiga y causen infección. Por ello el extracto de arándano rojo americano puede ser de utilidad en épocas con mayor riesgo de aparición de episodios de cistitis, como el verano en que las condiciones de temperatura y humedad son mayores y, por tanto, propicias para la proliferación de bacterias uropatógenas.

En casi el 80% de los casos, la cistitis es originada por la bacteria Escherichia coli (E. coli), un patógeno que, aunque habita de forma natural en el intestino humano, puede pasar a la vejiga a través de la uretra y colonizar las paredes del tracto urinario causando infección. En verano, el calor, la sudoración y la humedad derivada del uso de bañadores favorecen la proliferación de estas bacterias, por lo que existe mayor riesgo de padecer episodios de infección urinaria, sobre todo en aquellas personas con cistitis de repetición.

De hecho, alrededor del 25% de las mujeres que sufran un episodio de cistitis, presentaran nuevas infecciones. Otros factores característicos del verano, como los cambios en la dieta, una hidratación insuficiente o el aumento de las relaciones sexuales, pueden incrementar las posibilidades de infección.

En este sentido, una ayuda para prevenir las infecciones de orina durante la etapa estival, puede ser la toma de extracto de arándano rojo americano. Se trata de un fruto que corresponde a la especie botánica Vaccinium macrocarpon L. de la familia Ericaceae y que crece de forma espontánea en la zona este de América del Norte.  Los frutos del arándano rojo son ricos en compuestos fenólicos, sobre todo ácidos fenólicos y proantocianidinas (PAC).

Estas últimas son las responsables de su actividad antiinfecciosa y antiadhesiva, actuando a nivel de las fimbrias o filamentos de la E. coli e impidiendo su adhesión y colonización de las paredes de la vejiga.  Así, un estudio español publicado este año defiende la actividad antiadhesiva de las proantocianidinas del arándano rojo como un mecanismo involucrado en los efectos beneficiosos de estos frutos contra las infecciones del tracto urinario que, al impedir la adhesión de la bacteria, facilita su eliminación a través de la orina.

En resumen, la administración de arándano rojo americano disminuye de forma significativa la incidencia de infecciones del tracto urinario (ITU). De hecho, según un estudio anterior, el 90% de las pacientes con ITU por E. coli, se encuentran libres de recurrencias tres meses después de administrar un tratamiento continuado con extracto de arándano rojo americano. Por otro lado, las PAC del extracto de arándano rojo presentan una disminución dosis-dependiente del número de bacterias adheridas a las paredes del epitelio urinario en estudios in vitro.

Prevención de la cistitis con arándano rojo

El uso del arándano rojo americano durante el verano puede ser una opción para  prevenir la aparición de nuevos episodios de cistitis recurrente.

Para determinar una buena estrategia de prevención de la cistitis con extracto de arándano rojo americano durante el verano, lo recomendable es acudir a un profesional sanitario que determine la pauta más conveniente en cada caso, así como si es mejor en cápsulas o en sobres.

En cualquier caso, la prevención de la cistitis durante el verano debe contemplar siempre el seguimiento de una serie de medidas higiénico-dietéticas como una adecuada hidratación, una dieta rica en verduras y frutas o una buena higiene de la zona íntima, orinar antes y después de mantener relaciones sexuales y el cambio de ropa de baño para evitar que la humedad y el calor, que favorecen el desarrollo bacteriano.

comsalud

Deja un comentario