Diferencias clave entre los distintos tipos de cistitis recurrentes

Diferencias clave entre los distintos tipos de cistitis recurrentes
5 (100%) 6 votos

La cistitis es una infección urinaria que puede volverse recurrente o de repetición (ITUR) cuando se producen tres episodios a lo largo de un año, o dos en seis meses. Aunque los hombres también pueden sufrir este tipo de infecciones urinarias, es más común en las mujeres. De hecho, los datos de la Asociación Española de Urología (AEU), muestran que más de la mitad de las mujeres sufre un episodio de cistitis a lo largo de su vida y dentro de ese grupo, alrededor del 30% sufre cistitis de repetición.

Distinguir la reinfección de la recaída o infecciones persistentes

Es importante acudir siempre al especialista para que paute las pruebas pertinentes y se compruebe el diagnóstico. En cualquiera de los casos, cuando se habla de infección urinaria recurrente (ITUR) conviene distinguir entre recidivas y reinfecciones:

Infección urinaria recurrente (ITUR) recidivas (cistitis recurrentes)

Se denomina ITUR recidivas a las infecciones urinarias -cistitis- que reaparecen en menos de dos semanas después del primer episodio. Se debe a que no se ha logrado eliminar bien las bacterias responsables, es decir, el patógeno sigue siendo el mismo.

Las ITUR recidivas suelen producirse por incumplir el tratamiento pautado o debido a la resistencia de esa cepa de bacterias al antibiótico administrado. Cuando esto ocurre conviene realizar un urocultivo y un antibiograma para determinar cuál es el medicamento más adecuado.

Infección urinaria recurrente (ITUR) de reinfección (cistitis recurrentes)

Cuando aparece otro episodio más de dos semanas después del primero, se trata de otro foco distinto de bacterias. En este caso la infección anterior sí se ha solventado y las nuevas bacterias responsables del cuadro han ascendido a la vejiga a través de la flora perineal, provocando la cistitis recurrente de reinfección.

Causas de la cistitis

En el 80% de los casos, la bacteria responsable de las infecciones urinarias no complicadas es la Escherichia coli (E.coli). Este microorganismo se encuentra de forma natural en la flora del intestino y ayuda en el proceso de absorción de determinadas vitaminas. También habita en la zona perianal y perineal, lugar desde donde puede acceder de manera fácil a la uretra y, posteriormente, a la vejiga.

Cuando los mecanismos de defensa del organismo fallan y las bacterias colonizan la vejiga, se produce una inflamación como respuesta inmune dando lugar al dolor y ardor al orinar característicos. Entre los factores que facilitan esta colonización destacan:

  • Higiene íntima deficiente.
  • Relaciones sexuales.
  • Pareja sexual nueva.
  • Falta de hidratación.
  • Alteraciones en la flora vaginal.

Prevención y tratamiento de la cistitis

Para prevenir la cistitis de repetición, es necesario seguir una serie de medidas preventivas. Se debe orinar con frecuencia para expulsar las bacterias, por lo que se recomienda no esperar más de 2 o 3 horas y hacerlo antes y después de las relaciones sexuales.

También se recomienda aumentar la micción mediante un nivel de hidratación elevado bebiendo alrededor de 2 litros diarios de líquidos. Tener unos hábitos de higiene íntima adecuados también es fundamental: limpiarse y secarse de adelante hacia atrás, utilizar jabones neutros para el aseo y, asimismo, es preferible darse una ducha a un baño.

Finalmente, tomar extracto de arándano rojo americano puede ser de utilidad en la prevención de los episodios de cistitis debido a sus propiedades antiadherentes que ayudan a prevenir la colonización de las bacterias en la vejiga.

El arándano rojo evita el desarrollo de cistitis de repetición

Este poder se debe a su composición en compuestos fenólicos, entre los que destacan las proantocianidinas (PAC). Las PAC alteran la configuración bacteriana y disminuyen la capacidad de adherencia de sus filamentos a las paredes del tracto urinario. Además, se ha observado que, a mayor cantidad de PAC, mayor potencia antiadherente del extracto de arándano rojo.

Según los estudios realizados, el extracto de arándano rojo debería administrarse por un periodo de entre 6 y 12 meses. Los expertos recomiendan obtener este preparado en una farmacia para que el especialista aconseje sobre las dosis y la forma de administración, bien en cápsulas o en sobres.

En cuanto al tratamiento, si se confirma la cistitis, su médico le recomendará el tratamiento antibiótico adecuado para eliminar a las bacterias responsables. Se puede combinar con analgésicos para combatir algunos síntomas de la cistitis como el dolor o el ardor al orinar.

Información útil para pacientes:

  1. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  2. Las mujeres sufre cistitis tras mantener relaciones sexuales
  3. La cistitis postcoital, más común en mujeres jóvenes
  4. Las relaciones sexuales multiplican el riesgo de cistitis
  5. ¿Cómo afectan los preservativos a la aparición de cistitis?
  6. Influencia de las bajas temperaturas y el frío del invierno en la cistitis
  7. ¿Por qué la bacteria Escherichia coli (E.coli) provoca cistitis?
  8. ¿Tiene efectos secundarios el arándano rojo en las cistitis?

comsalud

Deja un comentario