Diversos estudios demuestran que la D-manosa reduce el riesgo de cistitis recurrentes

Diversos estudios demuestran que la D-manosa reduce el riesgo de cistitis recurrentes
5 (100%) 2 voto[s]

Las infecciones urinarias suceden cuando las bacterias, siendo la más frecuente de ellas la Escherichia coli (E. coli), que habitan de forma natural en el intestino, acceden por diversas circunstancias a la vejiga, a través de la uretra, se adhieren en sus paredes y la colonizan.

Diversos estudios han demostrado que la D-manosa consigue reducir el riesgo de infecciones urinarias recurrentes (ITUR).

La D-manosa es un azúcar simple o monosacárido presente en muchas plantas y frutas en pequeñas cantidades. Sus propiedades para prevenir la cistitis de repetición parecen estar en su capacidad para fijarse a las fimbrias tipo 1 de los uropatógenos causantes de la infección, evitando la adhesión de los mismos a las paredes del tracto urinario.

Según una investigación publicada en World Journal of Urology este efecto es equivalente al ejercido por la nitrofurantoína, antibiótico utilizado como terapia profiláctica a largo plazo. El análisis fue realizado en más de 300 mujeres con antecedentes de ITUR.

Uso combinado de la D-manosa con otros compuestos con efecto preventivo de la cistitis

Otros trabajos permiten estudiar los beneficios del uso combinado de la D-manosa con otros compuestos con efecto preventivo frente a las ITUR, como el arándano rojo americano. En este caso, sus principales componentes activos, las proantocianidinas (PAC) de tipo A ejercen su efecto antiadhesivo sobre otro tipo de fimbrias, tipo P de la E. coli.

De esta manera, la D-manosa y el arándano rojo americano actuarían de forma complementaria evitando la adherencia bacteriana.

De hecho, un estudio publicado en Progres en Urologie concluye que los complementos alimenticios a base de extracto de arándano rojo o D-manosa pueden interferir disminuyendo la recurrencia de la cistitis al evitar que las bacterias se adhieran a las paredes del tracto urinario. Además, demuestra que las medidas higiénicas, la correcta hidratación y el mantenimiento de un buen ritmo urinario contribuirían en la protección frente a nuevos episodios infecciosos.

Prevención de la cistitis: arándano rojo y D-manosa

El tratamiento estándar para la cistitis aguda es el antibiótico que debe ser seleccionado e indicado por el médico. Sin embargo, es frecuente que se produzcan recurrencias, es decir, al menos dos infecciones en menos de seis meses, o tres infecciones en un año. Así, según datos de la Asociación Española de Urología, el 30% de las mujeres que sufren cistitis a lo largo de su vida, tendrá varias infecciones urinarias.

Un consejo útil para prevenir nuevos episodios de cistitis puede ser la toma de extracto de arándano rojo americano en combinación con la D-manosa.

Por otro lado, son necesarias una serie de medidas preventivas entre las que destacan:

  • Procurar una correcta hidratación: beber al menos dos litros de agua al día para favorecer la expulsión de bacterias a través de la orina.
  • Mantener un buen ritmo del aparato urinario: no aguantarse las ganas de orinar y acudir al baño antes y después de mantener relaciones sexuales.
  • Realizar una dieta sana y equilibrada: es importante tomar todo tipo de nutrientes esenciales que permitan mantener las defensas frente al ataque de agentes infecciosos.
  • Seguir una adecuada higiene: limpiarse la zona íntima de delante hacia atrás para evitar el arrastre de bacterias.
  • Usar ropa interior transpirable: procurar que no sea demasiado ajustada y que esté fabricada con tejidos naturales para evitar la acumulación de humedad.

Referencias bibliográficas:

comsalud

Deja un comentario