¿Por qué es frecuente la cistitis durante el embarazo?

¿Por qué es frecuente la cistitis durante el embarazo?
4.5 (90%) 2 votos

La cistitis es una infección urinaria que ya de por si es más frecuente en las mujeres por sus características anatómicas. Sin embargo, existen circunstancias como el embarazo, en las que esta patología puede afectarlas en mayor medida. De hecho, según un estudio reciente publicado en Journal of Obstetrics and Gynaecology las infecciones del tracto urinario son las infecciones bacterianas más comunes durante esta etapa.

Según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), las infecciones del tracto urinario (ITU) pueden llegar a afectar al 5-10% de todos los embarazos. Esto es debido a las modificaciones anatómicas y funcionales que tienen lugar durante la gestación, como el aumento del volumen vesical y la disminución del tono vesical y uretral como consecuencia de la progesterona, la hormona que se segrega en el embarazo. También tienen lugar el aumento del pH de la orina, una menor capacidad de defensa del epitelio urinario o el incremento de la secreción urinaria de estrógenos.

Las infecciones del tracto urinario (ITU) pueden llegar a afectar al 5-10% de todos los embarazos.

Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

Otra circunstancia que puede favorecer las infecciones urinarias durante esta etapa es el aumento de tamaño del útero que se produce de forma progresiva durante los nueve meses y va a provocar que la vejiga se comprima y se favorezca la aparición de residuo posmiccional. Además, habrá una menor actividad del sistema inmune que hará que la mujer sea más tolerante ante la agresión de bacterias causantes de infecciones.

Síntomas de cistitis en el embarazo

Debido a la alta prevalencia de las ITU durante el embarazo, los ginecólogos realizan un urocultivo a todas las mujeres embarazadas durante el primer trimestre con el objetivo de detectar la posible presencia de bacterias en la orina, en ausencia de síntomas clínicos, lo que se conoce como bacteriuria asintomática. En muchos casos la bacteriuria asintomática es previa al embarazo y su prevalencia es de entre el 2 y el 11%, según datos de la SEGO. Suele ser más habitual en mujeres multíparas (que hayan tenido varios partos) o con infección urinaria previa, siendo mayor el riesgo cuando coexisten enfermedades como la diabetes.

Su detección en las primeras semanas del embarazo es fundamental para administrar un tratamiento lo antes posible que evite su evolución y comporte un riesgo para la salud, tanto de la mujer como del feto. De hecho, según la SEGO, entre el 20 y el 40% de las bacteriurias asintomáticas no tratadas evolucionan a pielonefritis aguda. Su tratamiento consistirá en la administración de antibióticos en cualquiera de los trimestres en los que sea detectada, sobre todo en aquellas embarazadas que tengan circunstancias especiales de riesgo como las que tienen tendencia a sufrir infecciones urinarias, las que tienen alguna malformación genital o urinaria o las que puedan estar inmunodeprimidas. Siempre será el antibiótico menos peligroso para la mujer y el feto.

Causas y factores de la cistitis en el embarazo

  • Aumento del pH de la orina.
  • Menor actividad del sistema inmune.
  • El aumento de tamaño del útero comprime la vejiga y permite la aparición de residuo posmiccional.
  • Modificaciones anatómicas y funcionales en el cuerpo de la mujer durante la gestación.
  • Cambios hormonales: incremento de la secreción urinaria de estrógenos y secreción de progesterona durante el embarazo.

La orina en el embarazo y la cistitis

La cistitis, considerada una infección urinaria primaria que no deriva de una bacteriuria asintomática, se observa en el 1,5% de los embarazos, según datos de la SEGO. Se caracteriza por la presencia de disuria, polaquiuria, micción urgente, acompañado a menudo de dolor suprapúbico, orina maloliente y en ocasiones hematuria. En el 95% de los casos de infección es monomicrobiana y el germen responsable más frecuente es la bacteria Escherichia coli (E.coli). Es más común durante los primeros tres meses (primer trimestre) de embarazo y en la etapa final, y habitual entre las gestantes primerizas, las de más edad, y en aquellas que tienen diferentes embarazos en cortos espacios de tiempo.

La cistitis es una infección urinaria común durante el primer trimestre y en la los últimos meses del embarazo, y habitual entre las gestantes primerizas, las de más edad, y en las que tienen diferentes gestaciones en poco tiempo.

Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

Prevenir las infecciones urinarias durante el embarazo

Para prevenir la aparición de infecciones urinarias como la cistitis durante el embarazo, será fundamental mantener una actividad constante de los riñones, por lo que es necesario vaciar la vejiga por completo y con cierta frecuencia. El hecho de acumular orina residual por no completar el vaciado puede contribuir a la contaminación bacteriana y, por tanto, incrementar el riesgo de infección. Para poder tener unos riñones activos es importante beber la suficiente cantidad de agua que permita aumentar el volumen de orina, como unos dos litros diarios.El arándano rojo evita el desarrollo de cistitis de repetición

Arándano rojo para prevenir la bacteriuria asintomática durante el embarazo

Otra opción que contribuye a prevenir la agresión de bacterias a las paredes del tracto urinario puede ser la toma de preparados a base de extracto de arándano rojo americano. Así, un estudio publicado en Journal of Alternative and Complementary Medicine permitió demostrar que las cápsulas de extracto de arándano rojo americano pueden ser un medio potencialmente efectivo para prevenir la bacteriuria asintomática durante el embarazo, tras analizar los efectos de esta terapia en un grupo de mujeres embarazadas.

Además, en el análisis no se observaron casos de cistitis. Estos efectos se pueden explicar por el contenido en proantocianidinas (PAC) del arándano rojo americano, que tienen capacidad antiadhesiva para impedir que las bacterias causantes de infecciones urinarias -como la cistitis- actúen en las paredes del tracto urinario.

Información útil para pacientes:

  1. Tratamiento de la cistitis en mujeres embarazadas
  2. ¿Qué síntomas presentan las embarazadas con cistitis?
  3. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  4. Las mujeres sufre cistitis tras mantener relaciones sexuales
  5. Las relaciones sexuales multiplican el riesgo de cistitis
  6. ¿Cómo afectan los preservativos a la aparición de cistitis?
  7. La cistitis postcoital, más común en mujeres jóvenes
  8. ¿Por qué la bacteria Escherichia coli (E.coli) provoca cistitis?
  9. ¿Tiene efectos secundarios el arándano rojo en las cistitis?

Fuente:

Urinary tract infection during pregnancy: current concepts on a common multifaceted problem.

Pilot Study to Evaluate Compliance and Tolerability of Cranberry Capsules in Pregnancy for the Prevention of Asymptomatic Bacteriuria.

comsalud

Deja un comentario