¿Por qué sufro tantos episodios de cistitis?

¿Por qué sufro tantos episodios de cistitis?
Puntúa este artículo

El 50% de las mujeres sufre un episodio de cistitis a lo largo de su vida, según las estadísticas de la Asociación Española de Urología (AEU), y dentro de este grupo, alrededor de un 30% tendrá varias infecciones urinarias. Cuando se producen tres cistitis en un año o dos en seis meses, se considera cistitis de repetición o recurrente.

Esta infección del trato urinario es más frecuente en mujeres debido, entre otros factores, a la anatomía femenina de la uretra, el conducto mediante el cual se expulsa la orina almacenada en la vejiga. En ellas, la uretra mide de 3 a 4 centímetros, mientras que en los hombres mide entre 12 y 16 centímetros, por lo que es más fácil que las bacterias que se encuentran en la zona perineal accedan a la vejiga desde la uretra en el aparato genitourinario femenino.

La bacteria responsable en el 80% de los casos de cistitis es la Escherichia coli (E.coli), que habita en el intestino humano de forma inofensiva. Cuando esta se propaga por el tracto urinario se vuelve parasitaria y produce infecciones como la cistitis. Por este motivo es necesario, sobre todo en el caso de las mujeres que sufren cistitis recurrentes, llevar a cabo una serie de medidas de higiene como limpiarse siempre de delante hacia atrás, utilizar jabones con pH neutro y tener siempre la ropa interior seca. Así mismo, es recomendable beber 2 litros de líquidos al día, orinar cada 2 o 3 horas para evitar el crecimiento bacteriano en la vejiga, así como orinar después de mantener relaciones sexuales.

Otro motivo por el que las mujeres tienen más predisposición a sufrir más cistitis, es la alteración hormonal en las diferentes etapas de la vida. En momentos como el embarazo, la menopausia o la toma de anticonceptivos, se puede alterar la flora vaginal, lo que hace que la zona sea más vulnerable y las bacterias puedan acceder a la uretra y a la vejiga más fácilmente.

¿Cómo sospechar de una cistitis?

Existen pruebas de laboratorio como los cultivos de orina o las tiras reactivas pero en la mayoría de los casos la valoración de la sintomatología es suficiente para identificar la infección urinaria. Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor y ardor al orinar (disuria)
  • Aumento del número de micciones (polaquiuria)
  • Expulsar tan solo unas gotas en la micción (estranguria)
  • Sensación imperiosa de orinar
  • Orinas de color intenso
  • Dolor durante las relaciones sexuales

¿Por qué vuelvo a sufrir síntomas al poco tiempo del tratamiento?

El tratamiento antibiótico es el pautado para tratar las infecciones urinarias como la cistitis y lograr la eliminación de las bacterias responsables. En ocasiones, las bacterias pueden generar resistencias al antibiótico, por lo que según el antibiótico administrado este no es eficaz en eliminar el foco bacteriano y en menos de dos semanas los síntomas reaparecen, lo que se denomina cistitis recidiva.

En estos casos, se requieren pruebas de laboratorio como el antibiograma para que el profesional sanitario determine cuál es el antibiótico más eficaz para ese tipo de cepa en concreto. Si la sintomatología reaparece tras más de dos semanas, la cepa bacteriana responsable suele ser distinta a la de la infección inicial, y es por lo tanto una reinfección.

Las infecciones del tracto urinario causadas por E. coli afectan a 150 millones de personas al año y entre el 30 y el 50% de estos pacientes presenta infecciones urinarias recurrentes.

Son datos expuestos en un estudio publicado en Nature en la que se remarca la necesidad de apuntar a nuevos enfoques para tratar y prevenir las infecciones bacterianas debido a la resistencia a los antibióticos.

Hasta el momento, una forma importante de evitar la cistitis es seguir las pautas de prevención adecuadas:

  • Mantener una higiene íntima adecuada
  • Orinar después de las relaciones sexuales
  • Evitar el uso de prendas demasiado ajustadas
  • Vaciar por completo la vejiga al orinar
  • Estar siempre bien hidratado

Otra forma importante de ayudar en la prevención de la cistitis recurrentes es la toma de productos a base de extracto de arándano rojo americano, los cuales contienen una alta cantidad de  proantocianidinas (PAC) que reducen la capacidad de adhesión bacteriana a las paredes de la vejiga, lo cual favorece su eliminación mediante la orina.

Información útil para pacientes:

  1. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  2. Las mujeres sufre cistitis tras mantener relaciones sexuales
  3. Cistitis y sexo
  4. Las relaciones sexuales multiplican el riesgo de cistitis
  5. ¿Cómo afectan los preservativos a la aparición de cistitis?
  6. Influencia de las bajas temperaturas y el frío del invierno en la cistitis
  7. ¿Por qué la bacteria Escherichia coli (E.coli) provoca cistitis?
  8. ¿Tiene efectos secundarios el arándano rojo en las cistitis?

Fuentes:

comsalud

Deja un comentario