Factores de riesgo que contribuyen a contraer cistitis

Factores de riesgo que contribuyen a contraer cistitis
4.9 (97.78%) 9 votos

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son el segundo proceso infeccioso con más incidencia y, según la ‘Guía de Práctica Clínica. Cistitis no complicada en la mujer’ de la Asociación Española de Urología (AEU), las cistitis representan el 90% de las ITU en las mujeres. Se suele pensar que la cistitis es algo que se contagia o se transmite de una forma similar a una enfermedad de transmisión sexual.

Sin embargo, la cistitis no se trata de una patología que se contrae por contagio sino que se produce por la acción de microorganismos que, en la mayoría de los casos, habitan en el propio organismo humano.

La bacteria responsable en el 80% de los procesos de cistitis es la Escherichia coli (E.coli), una enterobacteria que habita en el intestino y es responsable de la absorción de determinadas vitaminas. Solo algunas cepas de Escherichia coli (E. coli) tienen una virulencia elevada y pueden provocar infecciones.

La cistitis se produce cuando este tipo de bacterias logran acceder a la uretra y posteriormente a la vejiga, donde si no se expulsan mediante la orina, comenzará la colonización y la consiguiente infección.

Cómo se adquieren las bacterias responsables de la cistitis

La bacteria Escherichia coli (E.coli) es una de las bacterias con más capacidad de adhesión gracias a los filamentos que posee, denominados fimbrias. Como se ha mencionado, existen diferentes cepas de la misma bacteria, la mayoría innocuas para la salud.

Esta bacteria, además de habitar de en el intestino, también se encuentra en la zona perineal y perianal de mujeres y hombres. Desde ese punto puede pasar a la uretra y después acceder a la vejiga. ¿Cómo se produce ese traspaso desde la zona urogenital hasta la uretra y la vejiga? Estos son los  factores que más predisponen a ello:

Cistitis por contaminación fecal

Los microorganismos presentes en la microbiota de las heces colonizan la zona urogenital, un punto desde donde es fácil que accedan a la uretra y, posteriormente, a la vejiga.

Infección por cistitis y Escherichia coli

Falta o exceso de higiene

Una falta de higiene ayuda a que las bacterias proliferen. Es importante limpiarse de delante hacia atrás para evitar arrastrar a las bacterias a la zona vaginal. Aunque la buena higiene es necesaria, excederse también puede conllevar la alteración de la flora vaginal.

Relaciones sexuales y cistitis: traspaso de bacterias a la vejiga

Debido a la corta longitud de la uretra en la, durante el coito se puede facilitar que las bacterias lleguen a la vejiga y se produzca la infección.

Alteración de la flora vaginal

En la flora vaginal habitan diferentes microorganismos, algunos de los cuales protegen a la zona vaginal de patógenos externos como la Escherichia coli (E. coli). Si se altera su composición con el uso de ciertas cremas, lubricantes o la toma inadecuada de antibióticos, la zona queda desprotegida y los patógenos como la E. coli pueden acceder de forma más sencilla al tracto urinario.

Uso de tampones, puede resecar la zona vaginal

Su utilización puede resecar la zona vaginal dejándola vulnerable o contaminarla y alterar su microbiota.

Ropa ajustada o mojada: temperatura y humedad en la zona perineal

Las prendas muy ajustadas no dejan transpirar adecuadamente y aumentan la temperatura y humedad de la zona perineal, lo que facilita la proliferación de los microorganismos. Esto también ocurre cuando se mantiene el bañador mojado en lugar de cambiarlo y ponerse una prenda seca.

Cómo prevenir la infección de la Escherichia coli (E. coli)

Se puede ayudar a prevenir el desarrollo de cistitis siguiendo unas sencillas medidas de higiene:

  • Limpiarse siempre de delante hacia atrás.
  • Utilizar jabones neutros para lavar la zona genital.
  • Cambiarse los tampones con frecuencia para evitar el acúmulo bacteriano.
  • Llevar siempre ropa de recambio (cuando se vaya a la piscina o a la playa) para no permanecer con el traje de baño húmedo mucho tiempo.

En cuanto a la práctica sexual, se aconseja orinar antes y después del coito. También es importante orinar con frecuencia a lo largo del día para vaciar la vejiga. Con el objetivo de aumentar la micción y hacerlo cada 2 o 3 horas. es necesario estar bien hidratado, lo que se consigue bebiendo un mínimo de 2 litros de líquidos diarios.

Inhibir la adhesión de la bacteria Escherichia coli (E. coli) al tracto urinario

La Escherichia coli (E. coli), al convertirse en un patógeno oportunista fuera del intestino, utiliza su alta capacidad de adhesión en la mucosa de la vejiga. Para evitar esto, el extracto de arándano rojo americano puede ser de gran utilidad debido a las propiedades antiadherentes que posee.

A mayor cantidad de proantocianidinas (PAC) de arándano rojo americano, mayor es el poder antiadherente del preparado frente a la bacteriaEscherichia coli (E. coli).

Esta capacidad antiadherente la brindan las proantocianidinas (PAC), unos compuestos fenólicos presentes en este fruto que inhiben la adhesión bacteriana a las paredes de la vejiga favoreciendo así su expulsión a través de la orina.

Cistitis desde la farmacia

Se recomienda acudir a una farmacia para obtener el extracto de arándano rojo y que sea el especialista, farmacéutico o médico, quien determine la dosis a tomar y la forma de administración, bien en cápsulas o en sobres.

Información útil para pacientes:

  1. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  2. Las mujeres sufre cistitis tras mantener relaciones sexuales
  3. La cistitis postcoital, más común en mujeres jóvenes
  4. Las relaciones sexuales multiplican el riesgo de cistitis
  5. ¿Cómo afectan los preservativos a la aparición de cistitis?
  6. Influencia de las bajas temperaturas y el frío del invierno en la cistitis
  7. ¿Por qué la bacteria Escherichia coli (E.coli) provoca cistitis?
  8. ¿Tiene efectos secundarios el arándano rojo en las cistitis?

Fuente:

GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA. Cistitis no complicada en la mujer. Asociación Española de Urología (AEU).

comsalud

Deja un comentario