Consejos para prevenir la cistitis de cara al frío

Consejos para prevenir la cistitis de cara al frío
5 (100%) 1 voto

Existe la creencia de que el frío es un factor de riesgo para la cistitis, pero lo cierto es que la bajada de temperaturas no es lo que propicia la aparición de las infecciones urinarias. De hecho, el responsable de la cistitis en el 80% de los casos es la bacteria Escherichia coli (E.coli), que se encuentra de forma natural en el organismo humano. Por lo tanto, no es algo estacional.

Lo que sí puede ocurrir es que las bajas temperaturas aumenten la sensibilidad de la musculatura que rodea la vejiga.

International Journal of Urology

Este músculo, conocido como músculo detrusor, se contrae cuando la vejiga está llena para facilitar su vaciado pero, cuando su sensibilidad aumenta, se contrae sin la necesidad de que ésta esté llena, algo que, según la investigación, lo puede inducir el frío.  Esto hace que aumenten las ganas de orinar (polaquiuria), sin que exista infección alguna. Si además aparecen síntomas como el dolor y el escozor, se trataría de una cistitis.

La llegada del frío coincide con el cambio de ciertos hábitos que sí influyen la aparición de cistitis, motivo por el cual se suelen vincular, aunque no estén relacionadas.

Desde el Centro de Información de la Cistitis os ofrecemos cinco recomendaciones para prevenir la aparición de la cistitis durante el otoño.

Recomendaciones para prevenir la aparición de la cistitis en otoño

Beber más líquidos

Con la bajada de temperaturas es común tener menos sed y por tanto beber menos cantidad de líquido. Sin embargo, es importante tomar al menos 2 litros diarios de líquido para mantener un nivel de hidratación adecuado. Así, se facilita la micción y se evita tener orina residual que favorece el crecimiento bacteriano.

De hecho, un estudio reciente -publicado en JAMA Internal Medicine ha revelado que aumentar la ingesta diaria de líquidos ayuda a reducir las infecciones urinarias, aproximadamente a la mitad, en mujeres con alto riesgo de padecer cistitis recurrentes y con bajo consumo diario de líquidos (<1,5 litros).

No aguantarse las ganas de orinar

El frío también puede provocar que algunas personas, sobre todo en el trabajo, eviten ir al servicio para no quedarse destempladas. Con ello, se retiene la orina en la vejiga y se aumenta el riesgo de que proliferen las bacterias, favoreciendo la aparición de infecciones urinarias.

Utilizar ropa interior transpirable

En las estaciones más frías, como el otoño, se utiliza ropa de abrigo que puede generar un exceso de calor corporal, sobre todo en la zona perineal que, sumado a la humedad provocada por la transpiración, puede desembocar en la proliferación de las bacterias.

Por ello, lo adecuado es utilizar ropa interior transpirable en lugar de la sintética para mantener controlada la temperatura del cuerpo.

Tomar arándano rojo americano

Los preparados farmacéuticos de arándano rojo americano contienen una alta concentración de proantocianidinas (PAC), un compuesto fenólico que puede ser útil en la prevención de esta infección urinaria, en especial para las mujeres que presentan cistitis recurrentes.

Las PAC permiten disminuir la adherencia de bacterias como la Echerichia coli (E. coli)a las paredes del tracto urinario, facilitando su expulsión natural mediante la orina.

Se recomienda tomarlo por un periodo de 6 a 12 meses para que su efectividad sea mayor.

Consultar siempre con el médico

Si las molestias persisten es recomendable acudir a la consulta. El médico será quien realice el diagnóstico y prescriba el tratamiento en función de los síntomas del paciente. Si se tratase de una infección urinaria, los antibióticos son la opción terapéutica más adecuada.

Sin embargo, es importante no hacer un mal uso de este tipo de medicamentos ya que puede causar resistencias bacterianas, dificultando la eliminación de la infección urinaria.

La sensibilidad de las mujeres al frío y a las bajas temperaturas del invierno puede influir en la cistitis

Información para pacientes:

  1. Plantas medicinales para las infecciones urinarias
  2. Diez consejos para prevenir la cistitis y las infecciones urinarias
  3. ¿Qué es el síndrome genitourinario?
  4. El arándano rojo americano aumenta la eficacia del antibiótico en el tratamiento de la infección de orina
  5. ¿Qué son las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo?
  6. Aumentar la cantidad de arándano rojo ingerida mejora la prevención frente a la cistitis

Referencias bibliográficas:

comsalud

Deja un comentario