Mantener una correcta hidratación evita el desarrollo de infecciones urinarias de repetición

Mantener una correcta hidratación evita el desarrollo de infecciones urinarias de repetición
5 (100%) 5 voto[s]

El dolor o ardor al orinar puede ser un síntoma de infección urinaria de repetición o cistitis. Entre otros síntomas, también destacan la fiebre, la orina turbia o con presencia de sangre, la presión o calambres en la parte baja del abdomen y la espalda y la necesidad de orinar con frecuencia como principales síntomas de la cistitis.

La falta de hidratación es un factor de riesgo en el desarrollo de infecciones urinarias de repetición. Y es que, ingerir una cantidad de líquidos equilibrada presenta un papel importante a la hora de prevenir la aparición de cistitis. Diversos estudios han confirmado que la deshidratación es uno de los principales desencadenantes que, en última instancia, pueden derivar en problemas renales más severos. Consumir entre dos y tres litros de agua (o de otros líquidos, como infusiones, aunque se deben evitar la ingesta de refrescos azucarados y bebidas alcohólicas) diarios, mantiene al organismo libre de toxinas.

Las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo impiden la adhesión de la bacteria E.coli al uroepitelio

El tratamiento preventivo con arándano rojo americano minimiza la incidencia bacteria sobre las vías urinarias. Las proantocianidinas (PAC) del arándano rojo americano evitan que el antígeno flagelar H de la bacteria se adhiera a las paredes de la vejiga, impidiendo la formación de cúmulos de bacterias, imposibles de eliminar mediante la orina. Aumentar la cantidad de arándano rojo americano, incrementa la protección de las vías urinarias.

Remedio contra la cistitis: proantocianidinas (PAC) del arándano rojo

Los expertos recomiendan realizar un tratamiento preventivo de la cistitis con preparados farmacéuticos a base de arándano rojo e, incluso, como potenciador de otros fármacos, tal y como señala el doctor Plácido Llaneza, ginecólogo y presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), en relación con el tratamiento antibiótico. En este sentido, Concha Navarro, destaca el poder del arándano rojo americano como “preventivo y coadyuvante de otros tratamientos”.

Incrementar la hidratación diaria reduce el riesgo de cistitis

Un estudio reciente publicado en JAMA Internal Medicine y elaborado en Estados Unidos ha comprobado que, si se incrementa el consumo diario de líquidos las infecciones urinarias, como la cistitis, se reducen aproximadamente a la mitad en mujeres con alto riesgo de padecer cistitis recurrentes y con bajo consumo diario de líquidos (<1,5 litros).

Los autores de esta investigación hicieron un seguimiento durante un año a dos grupos de mujeres: uno de control, que no varió su ingesta diaria de líquidos, y otro que aumentó su consumo diario en 1,5 litros.

La recomendación general para la salud es beber alrededor de 2 o 3 litros diarios de agua para que así se acelere la liberación de toxinas. Mantener la actividad de los riñones contribuye a mejorar la prevención de las infecciones del tracto urinario (ITU), y una forma óptima para ello es beber lo suficiente para llenar la vejiga y aumentar la frecuencia de las micciones.

Incrementar la hidratación diaria reduce el riesgo de cistitis

Pero no todos los líquidos valen para mantenerse correctamente hidratado: los refrescos, las bebidas carbonatadas y las que tengan cafeína están desaconsejadas por sus efectos contraproducentes (ej: obesidad, problemas cardiovasculares o diabetes). Lo más saludable y eficaz es el agua, componente esencial del organismo, y las infusiones.

Información para pacientes:

  1. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  2. Una correcta limpieza de las zonas íntimas previene el traslado de gérmenes hasta el tracto urinario
  3. Aumentar la cantidad de arándano rojo ingerida mejora la prevención frente a la cistitis

Referencias bibliográficas:

  1. Effect of Increased Daily Water Intake in Premenopausal Women With Recurrent Urinary Tract InfectionsUn estudio reciente. JAMA Internal Medicine.

comsalud

Deja un comentario