Desmintiendo los mitos más arraigados sobre la cistitis

Desmintiendo los mitos más arraigados sobre la cistitis
5 (100%) 4 votos

La cistitis es una infección del tracto urinario inferior ocasionada, en el 80% de los casos, por la bacteria Escherichia coli (E.coli). Según los datos de la Asociación Española de Urología (AEU), casi la mitad de las mujeres sufren un episodio de cistitis a lo largo de su vida. Aunque es una infección habitual en las mujeres, los hombres no están exentos y también pueden desarrollarla.

Su principal responsable, la Escherichia coli (E. coli), es una enterobacteria que habita de forma natural en el intestino humano y contribuye en la absorción de ciertas vitaminas, pero cuando se extiende a otras zonas actúa como un parásito oportunista.

En el caso de la cistitis, cuando la bacteria accede a la vejiga a través de la uretra y no es expulsada de forma natural mediante la orina, se adhiere a la mucosa de las paredes y comienza el proceso de colonización con la posterior infección e inflamación de la zona.

Existen varios mitos arraigados en el ideario colectivo sobre la forma en la que se puede desarrollar la cistitis, la mayoría de ellos debido a la ignorancia de que la E. coli está presente de forma natural en el organismo humano. A continuación se explican las premisas más extendidas pero incorrectas sobre este tipo de infección urinaria:

Bulos de salud sobre la cistitis y las infecciones de orina

La cistitis se contagia mediante las relaciones sexuales

La cistitis no es una enfermedad de transmisión sexual, por tanto no se contagia durante el coito. Lo que sí es cierto es que, en las mujeres, debido a que la uretra es más corta, durante las relaciones sexuales se puede facilitar la entrada de las bacterias causantes de cistitis a la vejiga. Se denomina cistitis poscoital.

Las infecciones urinarias aparecen cuando existe una falta de higiene

Es una verdad a medias. Es cierto que ante una mala higiene en la zona genital es fácil que las bacterias proliferen, pero también es perjudicial un exceso de limpieza. En la flora vaginal habitan múltiples microorganismos que actúan como barrera defensiva ante otros nocivos como la Escherichia coli (E. coli). Si se asea la zona con bactericidas y jabones en exceso la composición de la flora vaginal puede alterarse y quedar desprotegida, lo que propicia que las bacterias como la Escherichia coli (E. coli) puedan acceder a la uretra y de ahí lleguen a la vejiga.

Bañarse en piscinas o playas provoca cistitis

El baño en sí no hace que se produzca la infección urinaria, lo que la propicia es no seguir los hábitos necesarios de higiene después. El mantener el bañador mojado y las altas temperaturas hacen que la humedad de la zona genital aumente, entorno en el cual es más fácil que las bacterias proliferen. Por ello, para evitar riesgos, se recomienda que después del baño se cambie la prenda mojada por una seca.

¿Se puede contraer en los baños públicos una infección de orina?

Como se ha mencionado, la bacteria responsable de las infecciones urinarias habita en el organismo humano, no se contagia por utilizar baños públicos.

Infección por cistitis y Escherichia coli

Maneras de prevenir la cistitis

Dado que la Escherichia coli (E. coli) se encuentra de forma ordinaria en el cuerpo humano, la forma más eficaz para la prevención de la cistitis es llevar a cabo unos hábitos de higiene adecuados: limpiarse de delante hacia atrás, optar por darse una ducha en lugar de bañarse, utilizar jabones con pH neutro para limpiar la zona genital y orinar tanto antes como después de mantener relaciones sexuales.

Asimismo, el extracto de arándano rojo americano puede ser útil para la prevención gracias a la acción de las proantocianidinas (PAC). Las PAC son compuestos fenólicos presentes en la composición del extracto que inhiben la capacidad de adherencia de la Escherichia coli (E. coli) a las paredes de la vejiga, facilitando su expulsión a través de la orina.

A mayor concentración de proantocianidinas (PAC), mayor es su efecto preventivo.

Los estudios señalan que para que la toma del extracto sea efectiva debe tomarse por un periodo de entre 6 y 12 meses. Se recomienda consultar con un profesional médico o farmacéutico la dosis a tomar y la forma más adecuada de tomarlo, bien en sobres o en cápsulas.

Información útil para pacientes:

  1. Cinco razones por las que el sexo puede provocar cistitis
  2. Las mujeres sufre cistitis tras mantener relaciones sexuales
  3. Las relaciones sexuales multiplican el riesgo de cistitis
  4. ¿Cómo afectan los preservativos a la aparición de cistitis?
  5. Influencia de las bajas temperaturas y el frío del invierno en la cistitis
  6. ¿Por qué la bacteria Escherichia coli (E.coli) provoca cistitis?
  7. ¿Tiene efectos secundarios el arándano rojo en las cistitis?

comsalud

Deja un comentario