Prevención de la cistitis
5 (100%) 9 votos

Decálogo: prevención de la cistitis

INFITO, en colaboración con el Instituto de Medicina Sexual (IMS) recomiendan las siguientes medidas para prevenir las cistitis de repetición:

Ingesta de agua y otras bebidas (hidratación)

Ingerir, al menos, un litro y medio de agua al día, para eliminar más rápido las bacterias del aparato urinario. Beber la cantidad diaria recomendada previene la aparición de la cistitis. Evitar excitantes (alcohol, cafeína y tabaco) y bebidas carbonatadas.

Orinar para evitar las bacterias en la vejiga

Orinar cada dos o tres horas, ya que el crecimiento bacteriano es mayor cuando la orina permanece en la vejiga y (sobre todo) antes y después de haber mantenido relaciones sexuales. La incrementa de por sí el riesgo de infección por cistitis 40 veces.

Lavado con jabones neutros

Lavar, con jabones neutros, de delante hacia atrás, para evitar la contaminación. Secar en la misma dirección. El 80% de las bacterias que provocan infecciones urinarias provienen de las heces. No se recomiendan las duchas vaginales.

Baño en piscinas y cambio de bañador (humedad)

Cambiar el bañador después del baño.

Vestimenta

Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.

Excreciones

Combatir el estreñimiento y no posponer la evacuación de las heces, para que los gérmenes no puedan colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario.

Higiene diaria, ¿ducha o baño para la cistitis?

Ducha en lugar de baño.

Diafragma y cistitis

Reconsiderar la utilización de diafragma, dado que presiona la uretra y dificulta el vaciado de la vejiga. Su uso está asociado a mayor frecuencia de infección. Lo mismo ocurre con los tampones si las infecciones urinarias suelen aparecer en el periodo premenstrual.

Ingestión de arándano rojo

Consumir 240 mg/día de PAC (proantocianidinas), componentes del arándano rojo.

Deja un comentario